ClickhereEN
Nuevas

SAM_4728
Como pastor tengo el gozo de dedicar mi tiempo al estudio y la exposición de la maravillosa palabra de Dios. En ella hay muchas promesas hermosas, pero ninguna más grande que la promesa de vida eterna en Jesucristo.. Él mismo dijo de Su misión: “He venido para que tengan vida, y que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).


Dios está llamando un pueblo para ser “reyes y sacerdotes” (Apocalipsis 1:6) de entre todas las naciones, que viva con Él en amor (Apocalipsis 5:9).

“Todos hemos pecado, y estamos “destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23).

Mas Dios muestra Su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). Jesús vivió una vida sin pecado, luego murió por nuestros pecados, para que no muramos nosotros (Hebreos 10:10-12), luego resucitó, victorioso sobre la muerte. Éstas son las buenas nuevas (1 Corintios 15:1-8).

Este don de Dios se recibe solamente por fe. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su hijo unigénito [Jesucristo], para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). Es un don gratuito, aparte de toda obra humana (Efesios 2:8-9).

¡Es la oración de mi corazón que usted también pare de depender de sus propias obras y justicia, y ponga su fe en Él!

Thomas Whitehouse, Ph.D.

Park
Bienvenidos¿Quienes SomosCreemosLas Buenas NuevasServiciosMinisteriosEventos
Nuestro PastorMisionesPara su Computadora